Jergas “no profesionales” del ambiente laboral


En cada cultura organizacional se encuentran costumbres, prácticas propias, formas de ver la organización y el entorno y, en especial, un lenguaje muy peculiar, casi único para cada organización. Ese lenguaje está colmado de tecnicismos que están tanto vinculados a la actividad económica de la empresa, como a las diferentes áreas de la organización. Esto último lo evidenciamos, por ejemplo, al ver que en el área contable se manejan diferentes jergas a las que podemos encontrar en un área de ingeniería. Todas áreas muy profesionales pero, ¿qué tan profesionales pueden ser estas jergas?

Jergas no profesionalesSi bien, las jergas se pueden desarrollar en ambientes laborales con desempeños muy profesionales, muchas de estas no son formales, pueden ser muy coloquiales, terminar siendo muy vulgares y hasta crípticas, en el sentido que alguien que no conozca su significado dentro de la organización, no entenderá el mensaje.

Pero cómo vamos a seguir hablando de jergas dejando de lado algunos ejemplos. Los siguientes términos los extraigo de mi experiencia laboral, son sólo cuatro, pero sé que con la colaboración de usted, amable lector, podríamos sacar un completo diccionario de jergas laborales.

  1. cuncho: unidad de volumen no determinada. Se usa para denotar cuando un recipiente o contenedor alberga un sobrante o no tiene la cantidad completa de su capacidad; por ejemplo: del lote de pintura que despachamos ayer quedó un cuncho en el tanque.
  2. chequear: actividad que consiste en hacer pruebas a un producto o equipo, para verificar sus propiedades o funcionamiento; por ejemplo: solo después de chequear la dureza del producto, lo podemos empacar. NOTA: vale la pena aclarar que esta palabra aparece en el DRAE y significa examinar, controlar, cotejar.
  3. metelón: persona (empleado) que sobresale entre los demás y se caracteriza por su esmero y empeño en las labores que emprende; por ejemplo: el nuevo compañero es metelón, antes de pedirle un informe ya lo ha enviado.
  4. muñeco: instalación de tuberías y accesorios para lograr una distribución dada de un gas o líquido; por ejemplo: quedó muy bueno el muñeco para el suministro de agua de la planta.

Pudieron observar que tres de las cuatro jergas que nombro aquí están asociadas a un ámbito ingenieril, tal vez porque es en este donde he escuchado la mayor parte de estos términos, que han despertado mi curiosidad al punto de escribir esta entrada.

Finalmente, quiero agregar que aunque estas jergas parezcan quitarle formalismo a la comunicación, le agregan precisión al mensaje, ya que evitan confusiones entre los entendidos y finalmente incidirán en una comunicación más efectiva.

The following two tabs change content below.

Julián Bedoya Jiménez

Ex-Director y Bloguero at Infusion
Apasionado por la Comunicación, en especial, la Comunicación Efectiva en Ambientes Laborales. Soy una persona curiosa y disciplinada, me encanta investigar y tengo especial interés y aptitudes en marketing y publicidad. Fui socio fundador de Infusion S.A.S., donde cada día exploraba mi lado creativo, comunicador y emprendedor. Ahora lo hago como empleado.

Acerca de Julián Bedoya Jiménez

Apasionado por la Comunicación, en especial, la Comunicación Efectiva en Ambientes Laborales. Soy una persona curiosa y disciplinada, me encanta investigar y tengo especial interés y aptitudes en marketing y publicidad. Fui socio fundador de Infusion S.A.S., donde cada día exploraba mi lado creativo, comunicador y emprendedor. Ahora lo hago como empleado.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *