Primero hay que escuchar la solución del otro


Cuando estamos ante una situación compleja en el trabajo y decidimos, como primer paso, abordarla, lo que buscamos es una solución. Soluciones posibles hay muchas, sin embargo, soluciones adecuadas son más pocas y eso sí, pensar en la solución “correcta” como algo único ya viene a ser utópico; la complejidad humana y social dan de baja al determinismo.

Ver online en Flickr

Ver online en Flickr

La pregunta quizás puede ser: ¿cómo podemos encontrar soluciones adecuadas? O más bien, ¿cómo podemos elegir una solución final adecuada?

Partiendo de la heterogeneidad, hay que tener en cuenta que a cada uno de los actores implicados en una situación compleja se le puede ocurrir una variedad de posibles soluciones, empezando por nosotros, si somos uno de los actores, se nos puede ocurrir una o más posibles soluciones. De esas soluciones pensadas, que aún no se han comunicado, se puede poner una o más en común por cada interlocutor (actor), es decir, cada actor hace una filtración interna y comunica lo que mejor considere.

Ahora, cuando se ponen en común las posibles soluciones, es el tiempo en el que se deben evaluar y tomar de todas lo que a juicio de todos parezca lo más adecuado, se trata de encontrar aquella solución que beneficie a todas las partes de una manera distribuida lo más uniforme posible. Esta etapa es como una especie de negociación, donde todos, para poder llegar a un desenlace deben estar dispuestos a ceder en algo.

Así puede resolverse un problema de manera adecuada en un ambiente laboral. Asimismo, puede que lo mencionado aquí no suceda de la manera como lo ilustramos. Por ejemplo, podemos tener una solución ya lista para socializar, pero nuestro interlocutor no tener una. Esto podría prestarse para un “monólogo”, porque creemos que por tener una solución y el otro no, esa es la finalmente adecuada para ambas partes.

Es importante que todos los interlocutores tengan la oportunidad de plantear una posible solución, y de ser escuchados con sensatez por todos los demás; así tengamos nuestra solución en la punta de la lengua, es mejor invitar al otro a hablar, a que plantee una solución, según Curtis (2009): como si fueras un mediador, escuchar de manera imparcial, con curiosidad (como ven y sienten las cosas) y preguntar. Escuchar de manera neutral, notar las preocupaciones y no juzgar [1].

Hasta aquí ya habremos avanzado bastante en una negociación, porque le hemos concedido importancia a nuestro interlocutor al darle prioridad para hablar y escucharlo, lo que genera confianza de aquella persona en nosotros, sentimiento precisamente necesario para llegar a un acuerdo. De esta forma, el proceso para resolver una situación compleja tiende a volverse armonioso y su tan anhelado término, en algo sostenible.

[1] J. C. Curtis, Managing Sticky Situations at Work: Communication Secrets for Success in the Workplace, California: Praeger, 2009.

The following two tabs change content below.

Julián Bedoya Jiménez

Ex-Director y Bloguero at Infusion
Apasionado por la Comunicación, en especial, la Comunicación Efectiva en Ambientes Laborales. Soy una persona curiosa y disciplinada, me encanta investigar y tengo especial interés y aptitudes en marketing y publicidad. Fui socio fundador de Infusion S.A.S., donde cada día exploraba mi lado creativo, comunicador y emprendedor. Ahora lo hago como empleado.

Acerca de Julián Bedoya Jiménez

Apasionado por la Comunicación, en especial, la Comunicación Efectiva en Ambientes Laborales. Soy una persona curiosa y disciplinada, me encanta investigar y tengo especial interés y aptitudes en marketing y publicidad. Fui socio fundador de Infusion S.A.S., donde cada día exploraba mi lado creativo, comunicador y emprendedor. Ahora lo hago como empleado.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>