Felicitar como parte de la cultura organizacional


«Qué indefenso está el hombre ante los elogios». La insoportable levedad del ser, Milan Kundera (1984)

De las actividades que hacemos cotidianamente en nuestro trabajo, ¿cuántas hacemos correctamente y en cuántas cometemos algún error? Pienso que realizamos muchas tareas bien y de vez en cuando nos equivocamos, de lo contrario nada mejoraría en nuestro mundo. Y en ese orden de ideas, ¿por qué no felicitamos con frecuencia por lo bien hecho? Somos parte de la mala costumbre de que cuando todo va bien es porque todo está normal, pero cuando algo va mal debemos sacar a relucir reproches y buscar culpables en nuestros compañeros. Felicitar por su parte no es un suceso esporádico, es más bien extraño.

Si bien felicitar puede hacer parte del reconocimiento, factor que influye en la motivación de los empleados y que lo atribuimos normalmente a un proceso que se da de líderes (o jefes) a empleados [1], felicitar también puede ser parte de una cultura a todo nivel en la organización. Es decir, felicitar no debe ser necesariamente un acto unidireccional proveniente de los jefes hacia los “colaboradores”, felicitar puede convertirse en un acto multidireccional: directivos felicitándose entre sí y felicitando a sus equipos y miembros, colegas felicitándose y felicitando a sus jefes cuando sea oportuno. Un flujo de reconocimientos a la labor que genera un ambiente de satisfacción en la organización.

Hace algún tiempo Castrillón nos decía que saludar es una herramienta para generar ambientes armoniosos; pues bien, a eso quisiera agregarle el felicitar y también el agradecer, dos herramientas sencillísimas y un toolkit completísimo de 3 piezas: saludar (salud), felicitar (felicidad) y agradecer (gratitud).

Si las relaciones laborales las construimos con la ayuda de estas tres herramientas, vamos a convertirnos en gestores del mejoramiento del ambiente laboral, que en mi opinión significa lograr un ambiente donde prime el humanismo, sobre una organización que a veces parece más una máquina de producir renta. La organización debe ser un lugar de desarrollo humano que como resultado (consecuencia) genera utilidades.

Mi deseo es que ojalá muchos de los que no le dan mucha importancia a resaltar las cosas buenas lo intenten, porque algunos dicen que eso de darse “palmaditas en la espalda” no sirve porque la gente se tapa los errores, y pues no se trata de eso, porque lo que queremos es resaltar los logros. En el mejor de los casos, se trata de sacarle provecho a la herramienta, volverla un buen hábito y un precursor de cambio en la cultura organizacional, porque es bien sabido que no se puede implantar una cultura a las malas, pero sí podemos ser gestores de un cambio cultural desde el cambio personal.

Aprender en la organización no es fácil porque no hay pénsum, no hay profesores (al menos como los conocemos) y no hay plan de evaluación (aunque sí nos miden los resultados) y como diría una canción: «lo más terrible se aprende enseguida y lo hermoso nos cuesta la vida».

_

[1] La importancia de reconocer a los empleados. MBA & Educación Educativa – América Economía. Disponible en: http://mba.americaeconomia.com/articulos/reportajes/la-importancia-de-reconocer-los-empleados (Última visita el 14 de diciembre del 2015)

The following two tabs change content below.

Julián Bedoya Jiménez

Ex-Director y Bloguero at Infusion
Apasionado por la Comunicación, en especial, la Comunicación Efectiva en Ambientes Laborales. Soy una persona curiosa y disciplinada, me encanta investigar y tengo especial interés y aptitudes en marketing y publicidad. Fui socio fundador de Infusion S.A.S., donde cada día exploraba mi lado creativo, comunicador y emprendedor. Ahora lo hago como empleado.

Acerca de Julián Bedoya Jiménez

Apasionado por la Comunicación, en especial, la Comunicación Efectiva en Ambientes Laborales. Soy una persona curiosa y disciplinada, me encanta investigar y tengo especial interés y aptitudes en marketing y publicidad. Fui socio fundador de Infusion S.A.S., donde cada día exploraba mi lado creativo, comunicador y emprendedor. Ahora lo hago como empleado.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>